Los síntomas, como nos ayudan

En la Homeopatía Clásica se entiende todo fenómeno externo (síntoma) como una manifestación de un desorden interno.

Es decir, cuando hablamos de un síntoma que molesta o preocupa, el problema no es en sí ese síntoma o grupo de síntomas, todos ellos son una expresión (externa) de un problema más profundo. El síntoma es el equilibrio perdido.

La Homeopatía, para ayudar a la persona a recuperarse, toma en consideración todas esas manifestaciones (síntomas) para llegar al remedio, que actúe, sobre la causa real que está provocando esos trastornos. El síntoma es el único guía del homeópata para llegar al remedio y cuando no lo tenemos, se hace complicado llegar a comprender la causa que provoca los trastornos.

Desgraciadamente en nuestra sociedad, tenemos mucha urgencia por “eliminar” los síntomas, pero eso por lo general, no es suficiente para acabar con la causa y así tenemos cada día a más personas y más jóvenes cada vez, con padecimientos que se van haciendo crónicos a edad temprana, crónicos y profundos en el sistema del individuo.

 

 

compártelo en tus redes Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *