La Fuerza Vital, salud y enfermedad (II)

La Fuerza Vital solo se reconoce por sus efectos en el organismo, con sus perturbaciones morbosas y solo las da a conocer por manifestaciones anormales de las sensaciones y de las funciones. De aquellas partes del cuerpo accesibles a los sentidos, es decir, las perturbaciones las da a conocer por los síntomas morbosos.

Vemos así que lo único que produce las enfermedades es la Fuerza Vital afectada. Una vez afectada, expresa todos los cambios producidos en el interior a través de fenómenos morbosos accesibles, éstos revelan todo el trastorno morboso del dinamismo interno, es decir, revelan toda la enfermedad.

La desaparición (debido al tratamiento homeopático) de todos los fenómenos y alteraciones morbosas que distintos de las funciones vitales en estado de salud, indudablemente afecta y necesariamente implica el restablecimiento integral de la Fuerza Vital, es decir, un regreso al estado de salud de todo el organismo.

compártelo en tus redes Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *